Los rayos interestelares y la explicación de Rembrandt

Tomás Gorka podría haber seguido con su vida sencilla de albañil, pintor y remendador de casas si Don Antonio Blanco no lo hubiera llamado para hacer un trabajo en el patio interior de su mansión. Es lo que románticamente llaman “el destino” y que en realidad es la simple casualidad con la que nos tiendeSigue leyendo “Los rayos interestelares y la explicación de Rembrandt”