UNA FAMILIA DE VISIONARIOS: ÍCARO ATURDIDO

Mi abuela y mi abuelo paternos tuvieron dieciséis hijos. Mi padre, que era el mayor, emigró a Argentina con nueve años, y mis otros quince tíos fueron naciendo en Buenos Aires. Pero con nueve años mi padre hizo el viaje desde Génova a Buenos Aires solo: mis abuelos emigraron primero, y cuando ya estaban establecidosSigue leyendo “UNA FAMILIA DE VISIONARIOS: ÍCARO ATURDIDO”