EL PERFUME DE LA MUJER VULCANO

Foto de Donald Tong en Pexels Llegaron temprano por la mañana y con sus carromatos coloridos ocuparon el terreno baldío donde nosotros solíamos jugar. No era un solar muy grande, estaba al costado de una fabrica en cuyo paredón de ladrillos habíamos pintado con una brocha y cal un rectángulo que semejaba una portería deSigue leyendo “EL PERFUME DE LA MUJER VULCANO”